Por el #DerechoaVolver

Por el #DerechoaVolver

Esta es una pequeña muestra organizada en el mapa al que este texto acompaña. Son testimonios que hemos recogido de personas en cerca de diez países, que tienen acceso a redes sociales o que han creado una cuenta para poder reclamar que no pueden volver a Ecuador. Al denunciar el derecho vulnerado del retorno en una situación de emergencia, cada testimonio habla de decenas más que se repiten de forma anónima en muchos países del mundo. Las cifras de Defensoría del Pueblo, de Cancillería, del Frente Plurinacional por el Derecho al Retorno a Ecuador, éste último creado por sociedad civil, no coinciden. Eso sí, no son menos de dos mil personas varadas fuera de Ecuador. Aunque pequeña, esta muestra da cuenta de un grave estado de indefensión y abandono que no se reduce a ella.

Haz click sobre las manos para conocer los testimonios

Por medio del hashtag #DerechoAVolver en Twitter, que hemos compartido desde @Corredoresmigra con la cuenta de denuncia @DerechoVolver y decenas de las personas varadas, queremos acompañar esta situación. Dentro de la actividad del HT, el canciller de Ecuador, José Valencia, ha respondido lo siguiente respecto del criterio oficial de retorno por parte del Estado: “Se parte de considerar que si pudieron costear un pasaje de ida, pueden también pagar el retorno. De hecho muchos adquirieron ida+vuelta, Sr. Aizprúa. En casos de vulnerabilidad económica demostrada si (sic) actúa el Estado, que en crisis debe gastar solo en quien realmente lo necesita.” El Canciller de la República usa como criterio aparente una especulación: si una familia ahorró para viajar, puede ahorrar para pagar pasajes nuevos, a precios muy altos, además de haber pagado alojamientos extra o riesgosos en países en donde los hoteles están cerrados o en fumigación. No queda claro cómo se demuestra vulnerabilidad económica ni con qué parámetros el Estado decide que una familia puede costear su retorno. Aún esperamos criterios claros por parte del gobierno nacional, así como su respuesta a las preguntas de la ciudadanía fuera del país: consulados cerrados, funcionarios “de vacaciones”, llenado de formularios que no terminan; obligación de costearse los gastos del Aislamiento Provisional Obligatorio (APO) al llegar al país.

Hemos contado 13 testimonios en Estados Unidos; 2 sobre personas varadas en República Dominicana; una en Brasil; un testimonio de Chile que reporta 50 casos; en España, dos testimonios hablan de familias y personas varadas; y sumamos México, Inglaterra, Malasia y Francia con testimonios a este momento. La información que acumula el hashtag #DerechoAVolver conforma un testimonio colectivo de negligencia, abandono y vulneración de derechos de ciudadanas, ciudadanos de Ecuador y personas residentes. Como ha escrito la periodista Cristina Fallarás respecto de los testimonios en redes: “Sin una memoria colectiva, sin la acumulación de miles de testimonios, quedan solo los informes oficiales […] y la abstracción, esa cáscara vacía que permite el primer relleno que llegue.” Queremos poner en valor la palabra de estas más de dos mil personas abandonadas por el Estado en medio de una emergencia mundial.

Asimismo, tenemos reportes de ciudadanía que ha realizado capturas de pantalla de la “Declaración de Compromiso” que nos dicen que reciben antes de Migración a la entrada al país. Algunas de las cláusulas dicen: “Tengo medios económicos para mi manutención durante dicho lapso y por tanto costearé mis gastos de alimentación, vivienda, servicios básicos y otros”; “El Estado ecuatoriano no pagará, por tanto, ninguno de los gastos en que yo incurra”; y este requisito final para ingresar al país: “Eximo al Estado ecuatoriano de toda responsabilidad civil o cualquier tipo por efectos directos o indirectos del APO, y declino por tanto presentar reclamaciones en contra del Estado ecuatoriano y sus autoridades por dicha medida de control sanitario.” Esperamos una reacción de las autoridades al respecto, igual que los criterios de elección de los lugares para el aislaimiento, entre los cuales hay hoteles que cuestan hasta $50 por noche.

Por ahora, el protocolo de ingreso al país solo admite cuatro grupos vulnerables: “menores de edad que hayan viajado sin sus padres o algún tutor legal; mujeres embarazadas; personas con discapacidad; personas de la tercera edad.” Nuestros testimonios muestran que las personas de la tercera edad o con discapacidad no viajan solas, y no se puede provocar separaciones familiares que dejan a la gente sin cuidados; que hay personas con salud muy vulnerable -pacientes oncológicas, inmunodeprimidas- que no califican; que hay gente que no tiene fondos para permanecer en otro país, y que es muy vulnerable económicamente, y este grupo no se ha considerado. Sin ampliación de los grupos del protocolo, el Ecuador está vulnerando derechos de miles de personas.

Seguiremos alimentando este mapa conforme recibamos testimonios. No se trata de cifras ni de abstracciones, son vidas concretas expuestas a la incertidumbre.

Redacción Corredores

Nuestro proyecto se llama Corredores migratorios. Reúne materiales editoriales y documentales, crónica, fotografía, ilustración y trabajo periodístico y académico sobre migraciones con el objetivo de construir respuestas colectivas y políticamente claras a favor de la movilidad humana y la descriminalización de las personas migrantes.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Avatar
    Yesly La O

    Hola, me llamo Yesly La O y me encuentro varado en Cuba. Un país donde el acceso a la Internet es costoso y limitada. Tengo en Ecuador a mis dos hijas de 2 y 4 años y mi esposa Dra en Medicina que labora en unos de los hospitales de Quito encargados de atender pacientes de COVID-19. Mis hijas están al cuidado de una tia debido a que estan aisladas de la mamá por cuestiones de prevención. La embajada de Ecuador en la Habana no me dio ninguna ayuda con el tema del retorno al Ecuador. Por favor súmenme en la lista y ubicación de personas fuera de Ecuador. Gracias

  2. Avatar
    Carlos rojas

    Queremos regreso a casa desde 🇧🇷. Cancelaron sin motivo el vuelo el 30 de marzo cuando ya nos confirmaron lo cancelaron horas antes. Nos sentimos burlados

Deja una respuesta