#DerechoaVolver

#DerechoaVolver

BOLETÍN DE PRENSA SOBRE LA SITUACIÓN DE ECUATORIANAS/OS Y RESIDENTES EN EL EXTERIOR QUE NO PUEDEN RETORNAR

El pasado 15 de marzo de 2020 entró en vigencia la prohibición de vuelos internacionales en Ecuador para ciudadanos nacionales o extranjeros residentes en el país, esta medida fue anunciada por Otto Sonnenholzner, tras presidir, en Quito, una reunión del Comité de Operaciones de Emergencia Nacional (COE-N).

Comprendemos cuán oportunas y necesarias son las medidas tomadas por los gobiernos para ralentizar el brote y contagio del COVID19, incluso aquellas medidas dirigidas a minimizar los viajes internacionales. Pero, Ecuador es el único país de América Latina y del mundo que ante la actual crisis ha cerrado las fronteras a sus propios nacionales y residentes. Esto no es solamente violatorio de las personas que nos encontramos fuera del país queriendo retornar a nuestra vida y con nuestras familias, sino del derecho internacional. La Declaración Internacional de los Derechos Humanos, declara en su artículo 13.2: “Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país.”

Ecuador afirma que los nacionales y residentes pueden ingresar por los pasos terrestres, sin embargo, los únicos países con los que compartimos frontera (Perú y Colombia), no permiten el tránsito por su territorio a personas extranjeras sin residencia. Con la inclusión de sus nacionales y residentes en la prohibición de ingreso al país, el gobierno ecuatoriano nos ha privado de nuestros derechos civiles y humanos de estar en el país, considerando como población excedentaria a viajeros, migrantes, deportistas o estudiantes (menores de edad en un porcentaje importante, algunos sin su padre o madre en el extranjero). Insistimos, Ecuador es el único país que ha incluido a sus ciudadanos y residentes en sus medidas fronterizas contra el coronavirus; otros países de nuestro entorno están asegurando que sus nacionales y residentes puedan regresar en medio de las restricciones necesarias, aplicando políticas de retorno con cuarentena en domicilio, una medida mucho menos lesiva a los derechos.

Por esta razón, desde el día 16 de marzo de 2020, un grupo de personas que nos encontramos en la misma situación y exigiendo nuestro retorno nos hemos autoconvocado en redes sociales a través de la campaña “Derecho a volver a nuestra vida”. Nuestro fin es que se cumpla la legalidad y que podamos regresar a Ecuador, nuestro hogar, y que esta crisis sirva para mejorar nuestro derecho a la salud y otros derechos asociados como el trabajo o la movilidad humana.

En nuestra página comenzamos a registrar adhesiones de apoyo así como casos y hasta el momento casi 700 personas ecuatorianas y residentes nos han escrito con situaciones realmente dramáticas sobre su situación en el exterior: grupos de niñas y niños que se encontraban desarrollando actividades escolares o deportivas en varios países y que no pudieron regresar, cuyas familias están en estado de desesperación por el retorno de los menores, familias en aeropuertos con adultos mayores o con discapacidades, personas enfermas, también niñas y niños, que están viendo como sus medicamentos se están acabando y no disponen de más o precisan recibir atención médica urgente, familias enteras a las que se les están acabando los recursos y no tienen ni tan siquiera para poder comer en los países donde se encuentran… hay casos realmente graves entre las personas que nos han contactado y que hemos ido registrando.

Tras remitir los datos de las 700 personas que nos contactaron a las administraciones públicas, hemos conseguido que la Defensoría del Pueblo del Ecuador y la Asamblea Nacional del Ecuador habiliten sus propios formularios y estamos en comunicación con estas instancias, así como con diferentes embajadas de Ecuador en distintos países en donde nos encontramos para que puedan dar respuesta al menos a los casos más graves de los que hemos tenido conocimiento y que hemos registrado en estos días.

Además la Corte Constitucional, emitió el día 20 de marzo de 2020, un dictamen (No.1-20-EE/20), en donde declara ilegal que no se permita la entrada a nacionales y extranjeros estableciendo que: ““La supresión de vuelos y el cierre de fronteras no son medidas absolutas; por lo cual el Estado permitirá, en las circunstancias excepcionales de este periodo de emergencia sanitaria, el ingreso adecuado de las personas nacionales y residentes…”

Por todo ello, exigimos al Ecuador políticas que tomen en cuenta tanto la necesidad de limitar el contagio de la enfermedad, como derechos vitales de sus nacionales y residentes. Decretar un Estado de Excepción que nos priva por 60 días la posibilidad de retornar a nuestros hogares nos suma en un absoluto estado de indefensión en el exterior, negándonos acceso a nuestras vidas y viviendas que se encuentran en Ecuador, poniéndonos en situaciones económicas completamente inciertas en el exterior. 

Solicitamos a los medios de comunicación que puedan hacerse eco de lo que está ocurriendo con la población nacional y residente en el exterior y nos ayuden a difundir la situación para que se conozca la importancia que tiene una solución al respecto.

Para comunicaciones: derechoavolverec@gmail.com

Redacción Corredores

Nuestro proyecto se llama Corredores migratorios. Reúne materiales editoriales y documentales, crónica, fotografía, ilustración y trabajo periodístico y académico sobre migraciones con el objetivo de construir respuestas colectivas y políticamente claras a favor de la movilidad humana y la descriminalización de las personas migrantes.

Deja una respuesta