0%
CORREDORES MIGRATORIOS
No cesa la horrible noche
Los refugiados que protestan fuera del ACNUR duermen allí. Vanesa y sus acompañantes colocan lonas para protegerse de la lluvia y se cubren con sábanas y chaquetas. Fotografía: Jonatan Rosas

No cesa la horrible noche

Isabel González Ramírez (Colombia) y Cristina Burneo Salazar (Ecuador), Corredores Migratorios En el campamento que se ha improvisado fuera de la agencia de ACNUR en Quito, en la calle Whymper, cerca…

Continuar leyendo
Cerrar menú